El alumnado de altas capacidades intelectuales en la escuela inclusiva

En la actualidad existen numerosas y variadas definiciones sobre las grandes capacidades intelectuales. Desde la Educación Inclusiva hay que saber que el alumnado con altas capacidades intelectuales forma un grupo muy heterogéneo, aunque puede tener algunas características comunes. En principio, lo entenderemos como una competencia excepcional que tienen algunas alumnas y algunos alumnos, pero no existe un estereotipo único, ya que dentro de este tipo de alumnado hay tantas diferencias como puedan existir entre otros alumnos y alumnas.

Para Renzulli, una persona con una alta capacidad intelectual son tres conjuntos inseparables básicos de rasgos con una estrecha relación:

  • capacidad intelectual superior a la media,
  • altos niveles de creatividad
  • alta motivación y dedicación a la tarea.

Además de estas características, el alumnado con altas capacidades intelectuales puede presentar otras características:

  • curiosidad y gran deseo de aprender
  • gran sensibilidad e intensidad emocional
  • excelente memoria verbal
  • razonamiento y creatividad extraordinarias

Por sus características pueden tener necesidades específicas de apoyo educativo en diferentes ámbitos:

  • Emocionales: necesidad de conocerse y de reconocer a los demás, de intervenir en los procesos de planificación, de recibir propuestas más flexibles...
  • Sociales: necesidad de ser aceptados por los demás, de compartir, de ayudar...
  • Intelectuales: necesidad de disponer de enseñanza y recursos educativos adaptados. Necesitan una organización que deje espacio para el trabajo autónomo y que respete el ritmo personal de trabajo, todo ello bajo la orientación, estímulo y liderazgo del profesorado.
  • Necesidades derivadas de posibles disincronías:

Disincronía externa

  • Disincronía niño-escuela: este tipo de disincronía se produce cuando el desarrollo mental del niño o niña con altas capacidades intelectuales es superior al de sus compañeros o compañeras.
  • Disincronía niño-familia: se produce cuando los padres no estimulan o tratan adecuadamente la precocidad, el talento o la supercapacidad del niño.

Disincronía interna

  • Disincronía entre la mente y la psicomotricidad, entre la mente y el lenguaje, entre los diferentes aspectos del desarrollo intelectual...
  • La disincronía entre capacidad intelectual y afectiva; la incapacidad para procesar el enriquecimiento mental, la dificultad para comprender las emociones, los miedos y la angustia o para captar toda la información que se pueda recibir.
  • La disincronía con los compañeros o compañeras por diferencias de interés o necesidad. Suelen elegir a compañeros de más edad, con los diferentes aspectos del desarrollo intelectual...