Características sociales y emocionales

Estas características sociales y emocionales en el alumnado con AACC hacen referencia a estos aspectos:

  • Intensidad emocional. La intensidad emocional  se considera como  una de las más definitorias y   parte intrínseca de las altas capacidades y fue descrita por pioneros en el estudio de las altas capacidades como  Dabrowski,… y más recientemente por L.K. Silverman. Puede manifestarse de diferente manera: empatía, preocupación por los sentimientos de los demás, por la muerte, sensibilidad y profundidad en las relaciones, apego a los animales, miedos, sentimientos de inferioridad o de inadecuación, profundidad de sentimientos: alegría, tristeza, ambos a la vez. Corporalmente se puede expresar con movimientos, tics, actividad física.
  • Intensidad sensorial. Se manifiesta mediante una alta capacidad sensorial y de placer/displacer elevados ante los sonidos, el ruido, la música, los olores, los sabores, las texturas, los colores, la belleza...  Esta característica ha sido ampliamente estudiada y denominada como “overexcitabilities”.
  • Independencia de creencias y opiniones ante las demás personas o ideas vigentes en la sociedad lo que puede manifestar como obstinación o rebeldía.
  • Desarrollo moral y del sentido de la justicia desde pequeños, con opiniones y valores propios. Tiende hacia valores universales como justicia, paz, equidad y preocupación hacia el sufrimiento en el mundo: guerras, hambre, contaminación, cambio climático. Busca el aspecto ético cuestionando y preocupándose por lo que está bien y mal; se rebela ante las injusticias y no acepta que se incumpla la palabra dada y la    necesidad de comprender y cuestionar las normas sociales y morales.
  • Sentido agudo de la crítica respecto a sí mismos/as y con los demás. Se manifiesta en la disconformidad ante la mediocridad, la ambigüedad, la exigencia de  calidad.
  • Sentido del humor que puede ser elaborado, irónico, inteligente incluso corrosivo. Buscan el aspecto lúdico, divertido de las cosas y las situaciones y al no ser siempre comprendido  puede   interpretase como muestra de llamadas de atención o de protagonismo.
  • Perfeccionismo entendido como una necesidad de realizar bien las tareas, de conseguir logros, de mejorar, perseverar. Lo simple puede ser convertido en complejo. Subyace una gran motivación intrínseca. Puede ir acompañado con el miedo al fracaso y con una baja tolerancia a la frustración.
  • Tendencia al control interno de la conducta y a modificar el comportamiento de acuerdo a las diferentes demandas sociales, cognitivas y/o emocionales que surgen en situaciones específicas. Calero (2007) lo llamaría autorregulación.  
  • Posibilidad de manifestar estados de inquietud, impaciencia o ansiedad, tics, gran actividad física, a veces generada por una gran sed de conocimientos, o por el hecho de adaptarse al ritmo de los demás. Puede observarse en la existencia de tics nerviosos, mordida de uñas o lápices, mirada continua al reloj, somatizaciones, etc.