Área general de apoyo a la inclusión

El Área general de apoyo a la inclusión se vincula a la detección temprana, a la evaluación y a la respuesta a las dificultades específicas de aprendizaje, TDHA y a las altas capacidades. 

A esta área le corresponden las siguientes funciones:

  • Colaborar con los equipos de orientación psicopedagógica de los centros en la identificación y la evaluación de las necesidades del alumnado con necesidades específicas de apoyo y en la orientación a las familias.

  • Promover y apoyar las actuaciones de los profesionales de los centros en la respuesta inclusiva a la diversidad, movilizando los recursos propios y de la comunidad para garantizar los apoyos necesarios.

  • Orientar en el desarrollo de los procesos de cribado que tengan carácter prescriptivo.

  • Asesorar específicamente en la detección temprana y respuesta a las dificultades específicas de aprendizaje, TDHA y las altas capacidades. Se incluyen en esta categoría, las relacionadas con el lenguaje, la comunicación, la lectoescritura, así como el retraso global del desarrollo.

  • Participar como consultoras o consultores en el Equipo de Valoración de Atención Temprana (EVAT), correspondiente a su ámbito territorial, así como realizar el seguimiento del alumnado con dificultades específicas de aprendizaje integrado en este programa.

  • Asesorar en el desarrollo de los procesos de intervención fomentando las estrategias que consideren la diversidad como el punto de partida de la programación de aula.

  • Proponer y asesorar, igualmente, en la utilización adecuada y flexible de los recursos personales específicos de apoyo.

  • Realizar los informes derivados de la valoración de las necesidades de apoyo y de la evaluación psicopedagógica, siempre que hayan sido realizados por las asesorías de este equipo. Realizar, igualmente, los informes que, en el ámbito de su competencia y de conformidad con la normativa vigente, les demande la administración educativa.

  • Seguir los procesos de asesoramiento establecidos por la administración educativa, incluido el referido a la evaluación psicopedagógica.

  • Orientar y colaborar en la formación de los profesionales específicos de apoyo en las áreas de su competencia, en colaboración con los profesionales del Área de apoyo específico a la inclusión y siempre con el concurso del profesorado consultor y orientador de los centros educativos.

  • Coordinar sus actuaciones con las asesorías de las otras áreas del Centro.

  • Coordinar, sistemáticamente, sus actuaciones con otros agentes comunitarios, del sistema social y sanitario que estén interviniendo de manera simultánea, ya sea a través de sesiones periódicas o en el marco de programas de atención integrada.

  • Disponer de un control sistemático de las actuaciones realizadas en el marco de su actividad profesional con el fin de facilitar el propio desarrollo profesional y poder aportar experiencia y propuestas de mejora a los procesos de asesoramiento.